Alfajor de Medina, la tradición que se mantiene desde la Edad Media

Alfajor de Medina, la tradición que se mantiene desde la Edad Media

El alfajor de Medina Sidonia es uno de los dulces más famosos de nuestra gastronomía, tanto dentro como fuera de Andalucía. Datado del siglo XV y de tradición árabe, recibía el nombre originalmente de “alajú”, procedente del término andalusí “al-hasu” que significa relleno.

Esta receta ancestral es el pilar principal de la tradición repostera del municipio, y se ha estado conservando durante generaciones. La exquisita selección de las materias primas con las que se elabora este manjar lo convierte en un dulce con cualidades diferentes, famoso en todo el país.

Capital de la repostería del mundo árabe

Todo aquel que pruebe el alfajor de Medina comprende por qué esta localidad gaditana fue capital de la repostería del mundo árabe. La fama de sus dulces y alfajores traspasaron todas las fronteras, extendiéndose por todos los países civilizados de la época.

Por otro lado, cabe destacar que también se elaboran de manera artesanal otros dulces muy conocidos en este municipio, tales como el amarguillo, las tortas pardas o los piñonates.  

En Aromas de Medina ponemos en práctica todo lo que nos han ido dejando nuestros antepasados, para elaborar un alfajor artesanal, seleccionando los mejores ingredientes.

Indicación Geográfica Protegida

Así, nuestro producto está  reconocido en la Unión Europea como un producto de calidad tradicional, que cuenta con la Indicación Geográfica Protegida (IGP), que le confiere un sello de calidad y garantía del origen geográfico del producto.

Hoy día la fama de la repostería asidonense sigue llegando a nuevos horizontes, y es tal que va más allá de los límites de Andalucía y España. Los "Aromas" que generan sus obradores se extienden por toda la población, donde esa tradición artesana se mantiene celosamente desde la Edad Media.